¡Se agradecido!: ofrece 30 minutos para el desarrollo de la sociedad.

Desde el año 2014, tengo la serte de hablar semanalmente con profesionales de diversos lugares del mundo, que me comparten su perspectiva sobre un tema, o me aconsejan sobre mi trabajo o carrera profesional. Tengo la sana costumbre de hacerlo y de aprender mucho de gente bien diversa: quizá del Banco Mundial, o de Google, o de una Universidad, o de una Fundación. Tristemente, lo que más caracteriza a mis interlocutores es que no son españoles. Y no porque yo no quiera, sino porque en España “estamos tan ocupados que no podemos perder el tiempo compartiendo sobre nuestra vida profesional”.

¿Somos conscientes que en España estar ocupado es casi sinónimo de ser importante y respetable? Aunque muchas veces esa ocupación no sea la más productiva, nos empeñamos en exhibirla y demostrarla. Aunque poco a poco estamos cambiando, nos encanta calentar el asiento, ser los primeros que llegan al trabajo y los últimos en irnos. De momento no sabemos para qué.

Hace 3 años tuve la suerte que me hablaran de las “entrevistas informativas” y de la utilidad de este sistema de aprendizaje. Uno podía hablar y aprender de la trayectoria profesional y vital de otros, y en un año, contactar con más de 50 profesionales relevantes como Bill Gates, el CEO de Pepsi, o el responsable de innovación de Colgate-Palmolive, o de Nike, o con un funcionario relevante… El único requisito: tener la llamada preparada y estar genuinamente interesado sobre la temática a tratar. Así que me animé a hacerlo y desde ese momento he podido contactar con más de 100 personas relativas al mundo de la innovación, la tecnología, el emprendimiento y la cooperación internacional…. Temas que a mí me ocupan y me preocupan.

Lo curioso es que en nuestra cultura española es bien difícil quedar para hablar con alguien, aunque sea vía telefónica, para simplemente aprender. La barrera se suele romper cuando el otro interlocutor percibe que puede sacar algún beneficio crematístico de la cosa: un contrato, un trabajo. En la mayoría de las veces en España no consigues la llamada. Sin embargo, cuando la consigues, también pueden aparecer barreras. “¿Qué vamos a hablar durante media hora sino es para ningún negocio?”

Si pudiéramos en España, abrir nuestro tiempo, desde el CEO de Mercadona o Inditex, o de FCC a cualquier técnico de empresa, o político o miembro de la administración pública, simplemente a una llamada de unos 20 minutos cada 15 días, muchas cosas cambiarían. Mejorarían nuestras carreras profesionales, aprenderíamos de las dudas de las nuevas generaciones, e intercambiaríamos información y datos “Out of the box”. Y quizá, lo que es más importante, nos daríamos cuenta que no somos sólo fruto de nuestro esfuerzo y constancia, sino también del conjunto de interacciones que hemos tenido a lo largo de nuestra vida.

Seamos agradecidos y devolvamos la oportunidad. @a_gmcia 

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s